Noticias

BabyKeeper® Therm, el colchón de cuna que cambia de color para alertar de fiebre o sobrecalentamiento en bebés

La nueva función BabyKeeper® alerta de posible fiebre y sobrecalentamiento como factores de prevención durante el sueño del bebé.

El nuevo BabyKeeper® Therm incorpora una señal visual como alerta temprana a la presencia de fiebre, hipertermia y sobrecalentamiento con el objetivo de que sus cuidadores tomen medidas de precaución. Se trata de un colchón de cuna con efecto cromoactivo que reacciona a partir de los 37,5ºC, uno de los riesgos asociados al sueño.

 

Los episodios agudos de fiebre suponen entre un 10 y un 20% de las visitas a una consulta de pediatría.  El número de episodios febriles es mayor en niños que asisten a guardería. En este período, la media de episodios agudos de fiebre oscila entre 4 y 6 al año, existiendo un aumento de la incidencia en los meses de invierno que coincide con epidemias de virus respiratorios y gastrointestinales.

 

La fiebre es la consecuencia de una alteración de la termorregulación normal, con un desplazamiento hacia arriba del punto preestablecido de control de la temperatura en el hipotálamo. Este punto de termostato aumenta debido a la acción de determinadas citocinas secretadas por células inmunitarias, en respuesta a una gran variedad de estímulos. Estas citocinas estimulan la síntesis de PGE2, en el hipotálamo anterior, que es responsable directamente de la fiebre. Una vez fijado el nuevo punto termorregulador, se mantiene la temperatura corporal merced a mecanismos homeostáticos como los escalofríos. La fiebre es una respuesta a un estímulo, habitualmente infeccioso, y debe distinguirse del aumento de temperatura corporal en el que no hay modificación del punto termorregulador, como ocurre por ejemplo en el sobrecalentamiento o la hipertermia. El motivo por el que los lactantes tienen un riesgo incrementado de infección bacteriana grave está basado fundamentalmente en la inmadurez de su sistema inmunológico. En los primeros meses de edad, existe un déficit en la actividad opsonizante, en la función macrofágica y en la actividad de los neutrófilos. Además, la producción de IgG específica frente a bacterias encapsuladas está muy disminuida en los primeros 24 meses de vida. Por otro lado, la primera exposición en los niños pequeños a determinadas bacterias predispone a un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Tal es el caso de las infecciones por S. pneumoniae, meningococo o H. influenzae tipo B, tras el primer contacto con estos patógenos, con frecuencia coincidente con la entrada en la guardería.

 

Por otro lado el sobrecalentamiento y la hipertermia durante el sueño está asociado a un aumento del riesgo de muerte súbita del lactante. Un bebé sobrecalentado puede reconocerse por mantener un pulso elevado, una tez sonrojada, exceso de sudoración y aumento del ritmo respiratorio. Es posible que los mecanismos termorreguladores que se activan en esas condiciones estresen los sistemas autónomos del bebé y alteren la función de supervivencia.

 

La última evolución de BabyKeeper® se presentará los próximos 21 y 22 de mayo en la feria sectorial Bebés&Mamás en Barcelona en el stand de ViscoConfort (stand 27), empresa elegida para el lanzamiento del colchón al contar con BabyKeeper® como única marca de colchón de cuna disponible en su tienda online.

 

Textos extraídos de la Asociación Española de Pediatría AEP. Autores: C. Rodrigo Gonzalo de Liria, M. Méndez Hernández Unidad de Enfermedades Infecciosas e Inmunología Clínica. Servicio de Pediatría. Hospital Universitario “Germans Trias i Pujol”. Universidad Autónoma de Barcelona