Proyectos > Luly

El diseño del colchón Luly se centrado en el proceso de madurez que supone dejar la cuna y comenzar a dormir en un colchón de adulto, siendo el niño muy vulnerable todavía a los agentes patógenos y a los sentimientos de miedo. En esta etapa, se abandona la habitación paterna, se abandonando el uso del pañal y debe gestionarse correctamente el miedo a la oscuridad y a la sensación de presencia.

Para ello el proyecto Luly ha dedicado especial atención a 5 propiedades innovadoras:

La prevención de alergias de piel y respiratorias: único colchón junior con certificado OEKOTEX clase 1 y un tratamiento específico para prevenir los síntomas de la piel atópica: DERMAWELL.

La ergonomía: sus materiales favorecen el crecimiento correcto de la espalda mediante su cambio de estado a lo largo de la noche). El comportamiento de sus materiales es dinámico, evitan la postura prono (altamente perjudicial) y potencian el movimiento.

La seguridad anti-caídas: a tapa inferior de lana permite colocar el colchón directamente sobre el suelo evitando el uso de barreras y alturas peligrosas hasta que se consiga mantener la postura dentro del colchón.

La relajación y prevención del miedo a la oscuridad: su tejido superior tiene efecto fotoluminiscente que mantiene una leve penumbra en el umbral amarillo-naranja mientras el niño concilia el sueño. Además el tejido superior emite aniones como respuesta al calor corporal, cuyo efecto es un conocido supresor de la ansiedad favoreciendo la relajación y el bienestar esenciales para conciliar el 1º sueño y los sucesivos.

El efecto pañal: La versión Luly-dry incorpora un Topper lavable y super-absorbente para que en caso de enuresis nocturna sin pañal, no se moje el pijama ni las sábanas evitando los temidos resfriados nocturnos.