En los últimos años el desarrollo de las nanotecnologías y los nuevos materiales ha sido exponencial. Su aplicación en ingeniería biomédica está dando frutos y han demostrado ser un mecanismo biocompatible y funcional para el ser humano.

La línea de nanotecnología investiga sobre nuevas tecnologías que previenen los trastornos del sueño, reducen los riesgos biológicos, mejoran el confort del durmiente y potencian la función reparadora del sueño.